Dicen que todos tenemos un lado racional y otro emocional y que la cosas se ven de distinta manera según que lado decidamos usar.

Por ejemplo, somos rojiverdes, visto desde un punto de vista racional, son solo dos colores, de hecho, nuestro lado racional podría decirnos que igual que somos rojiverdes podríamos ser verdirojos, y probablemente tenga razón.

Pero si lo vemos desde nuestro lado emocional la cosa cambia, y mucho. Tanto que ser rojiverde se convierte en algo distinto quizá por un hecho tan simple como darte cuenta de que un supermercado puede ser mucho mas que un supermercado.

Tu opinión es muy importante para nosotros

Top